Un mal jefe hace que los talentos se vayan. Diferencia hombre y mujer.

“Un líder es la persona que inspira, que alienta, que involucra a la gente, y es una habilidad que definitivamente se puede aprender”, dice George Kohlrieser, especialista en liderazgo, gestión de equipos, negociación y control de la violencia y la agresión.

Durante la entrevista con LA NACION, no sólo dejó en claro los y los no para lograr un liderazgo efectivo, sino que también apuntó los retos de ser joven y jefe a la vez, y los desafíos que debe afrontar una mujer en un puesto de jefa o empleada cuando existen mentalidades machistas.

 

-¿Qué es ser un buen líder?

-Una persona que inspira confianza, de manera que la gente no sienta demasiado miedo; quizá puede haber un poquito por la figura de autoridad, pero no se debe provocar. Segundo, una persona que sabe escuchar lo que la otra persona piensa y lo que necesita. Y tercero, alguien que comunica ideas, objetivos y expectativas de manera directa. Además, debe poder armar equipos para trabajar en conjunto. Debe lograr que se hagan las cosas mejor y se maximicen los recursos

-¿Podría decirme tres cosas que se deben hacer o no, cuando una persona se presenta en el departamento de Recursos Humanos para conseguir un empleo?

-Número uno, preguntar las cosas adecuadas, de manera de crear un diálogo. No se debe preguntar sobre dinero, sino qué se está buscando en la posición, qué tipo de expectativas tienen para ese cargo, de manera de mostrar interés en el empleo y en la gente de la organización. En segundo lugar hay que crear un buen vínculo con el entrevistador. Se debe tener contacto visual, expresiones positivas -verbales y no verbales-, no hablar demasiado, contestar las preguntas y cerrar la boca. Si uno habla demasiado al otro le cuesta escuchar. Y en tercer lugar, comunicarse de manera auténtica, contando lo que uno es capaz de hacer, incluyendo las cosas que uno quisiera aprender, y si no se está seguro de que el entrevistador está interesado en lo que se está diciendo, una buena pregunta es ¿quiere que le dé un ejemplo de esto?

 

-¿Qué sucede cuando el líder o el jefe es más joven que sus empleados?

-Es un desafío. El jefe joven tiene que darse cuenta o reconocer cómo se siente el empleado que es mayor que él, si está celoso, resentido o si piensa que lo dejaron de lado o atrás. Hoy es muy común tener jefes más jóvenes y puede funcionar muy bien, pero tienen que poder comunicar respeto, reconocer la experiencia y la sabiduría, no llegar y decir todo lo que han hecho está mal y lo vamos a hacer de otro manera . Tienen que decir aprendamos de lo que hicieron y veamos qué cambios hay que hacer y trabajemos juntos .

 Seguir Leyendo…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: