Archive for the ‘Personal’ Category

La Creatividad de Google en la búsqueda de Personal

diciembre 8, 2008

Por Adrián Paenza

¿Usted quiere entrar a trabajar en Google? Necesita estar preparado, por ejemplo, para resolver problemas como los siguientes. La idea de Google para hacer esto es sorprendente, muy buena movida, y también es una muestra de como las ideas nunca se terminan.

La historia, al menos para mí, empezó en agosto del 2004. Estaba en ese momento en Boston y, al pasar por una estación de subte, vi un cartel de publicidad muy grande, de unos 15 metros de largo, que estaba colgado en el techo de la estación que te deposita en la Universidad de Harvard. El cartel decía lo siguiente:

www.(primer primo de 10 dígitos consecutivos del desarrollo de e).com

primer primo de 10 digitos consecutivos del desarrollo de e_todoesmarketing

7427466391_cartel_google_todoesmarketing

Y nada más que eso. Obviamente, me llamó muchísimo la atención y lo primero que pensé era si se trataría efectivamente de un cartel de publicidad o que algunas personas estarían haciendo una broma o algo así. Pero no, el cartel tenía todas las características de estar impreso en forma convencional y no había razones para presumir que ése era el único.

SEGUIR LEYENDO..

Anuncios

Qué decir y qué no en una entrevista de trabajo

octubre 27, 2008


Por Ana María Gueli Enriquez

¿Qué se espera del entrevistado cuando se lo pone ante una pregunta hipotética? ¿Cómo se desarrolla una situación desconocida?

Situación

Un antiguo cliente regresa a la empresa, dice no haber tenido buena experiencia anterior, expresa estar insatisfecho con el servicio que se le brindó en ese momento, pero tenemos un buen producto y eso lo hace regresar. Nos pregunta que garantía de trabajo le daremos en esta ocasión

Tarea

Quiero mantener con el cliente una buena relación, sin prometerle lo que no se le puede cumplir, le expreso mi pesar por el servicio anterior, me comprometo a revisar la orden en detalle, primero yo y luego con mi supervisor para identificar posibles errores potenciales además de hacer ajustes en el servicio que le podemos brindar si esto llega a ser necesario y posible

Luego me contacto nuevamente con el cliente, la pongo al tanto de las condiciones del servicio que sí se podrán cumplir enviándole además un fax con las condiciones

SEGUIR LEYENDO

Fuente: CVANA Licenciada Ana Maria Gueli Enriquez

Asesora especializada en Inserción laboral y Desarrollo de carrera

Características de los Nuevos Líderes

septiembre 23, 2008



No sólo es la jerarquía lo que define a un líder. Ahora hay otras variables que colaboran con la elección de un verdadero dirigente empresarial.

Distinto a lo que antes se pensaba, ahora el ser líder no sólo pasa por el puesto que una persona ocupe dentro de la empresa. Hay otros factores que pueden llevar a un empleado a ser referente dentro de su trabajo, tanto para sus pares como para sus superiores.

Estas son algunas de las características de la nueva época:

Influencia. Un líder es aquel que por entrega, principios, carácter, ética, valoración auténtica de los demás, habilidad de trato, competencia y carisma, es capaz de influir en el comportamiento de un grupo de personas aunque no dependan de él jerárquicamente, y en nuestro caso, influir positivamente en la consecución de los planes de empresa en su Departamento, o incluso si éste líder está en el lugar adecuado de la Dirección, en el éxito de futuro de ésta Empresa.

Rodearse de líderes. De hecho, no es del todo necesario que el directivo haya de tener forzosamente las cualidades que definen a un líder. Pero un directivo que no las posea en ese grado, si se sabe reforzar con un buen equipo en el que figuran líderes, será un buen directivo.

Creativo, flexible y carismático. Así como el directivo se ha de preocupar por la Estrategia, poseer mentalidad estructurada y analítica, dominar la gestión por objetivos en todo su proceso (definición, seguimiento y consecución), y en definitiva ha de ser un buen negociador y controlador de cumplimientos, el líder normalmente es más creativo, más flexible, y confía en su carisma personal para influir en los demás.

Interés y dedicación. Al líder, por carácter, no le preocupa una situación momentánea de caos, busca nuevas fórmulas, y se interesa sinceramente por la satisfacción de las personas de su equipo, tanto si dependen jerárquicamente de él, como si son compañeros. Y finalmente el líder ha de tener amor y dedicación por su trabajo.

Fuente: RedTelework

La Experiencia de convertirse en noogler

septiembre 3, 2008

Por Ibai García

En “idioma Google”, los nooglers son las nuevas incorporaciones a la compañía, a quienes suelen entregar un welcome pack con alguna camiseta y esa característica gorrita de nerd… 🙂

He de confesar que no era la primera vez que llamaba a su puerta. Google es una empresa muy atractiva para muchos que consideramos Internet una extensión más de nuestra vida. En Internet se pueden encontrar múltiples experiencias de Ingenieros que o bien fueron contratados o rechazados, pero no he visto a nadie de otras áreas, así que creo que puede ser interesante contar mi experiencia.

El proceso comenzó con un aviso de las nuevas oportunidades de trabajo que estaba ofreciendo la compañía para gente recién graduada (yo por segunda vez en mi vida, lo era, así que “check”), que hablase inglés (check) y también español (check). Alrededor de una decena de posiciones para diversas ciudades europeas, de las que “reduje” mis pretendidas a cinco (al fin y al cabo la pasión por la compañía pudo al puesto concreto que prefería). Una nota al pie de cada una de las descripciones de puestos me hizo apresurarme en completar todos los formularios, Deadline: ASAP.

Así que el mismo día que recibí las descripciones envié las solicitudes. CV, notas del postgrado (lo único que tenía a mano) y poco más (ni siquiera rellené el Cover Letter ni añadí las recomendaciones). Eran principios de abril. Tres semanas más tarde en mi bandeja de entrada de Gmail tenía un e-mail con el siguiente asunto: “Hello from Google”. La responsable del área de nuevos graduados quería concertar una entrevista telefónica para una de las tres posiciones de una de las tres sedes a las que había presentado mi candidatura. El proceso marchaba y ya se había concretado cual podría ser mi destino.

Una semana después tendría mi primera entrevista telefónica. Entre las distintas lecturas que me recomendaron para la entrevista había un curso de Adwords que me mantuvo entretenido todo el fin de semana. En clase habíamos trabajado bastante los casos de AdWords y AdSense, pero no quería tener la más mínima duda. Me lo estudié bien a fondo.

Así llego el día de la entrevista. Con puntualidad británica me llamaron. La primera sorpresa de todo el proceso: me llamaban de Dublín, pero la entrevista era en perfecto español. Empezamos a hablar, y lo más curioso es que la única referencia a AdWords fue la pregunta de “¿cómo venderías AdWords a alguien que no supiera como funciona?”, ante lo cual usé uno de mis recursos más habituales: la metáfora del francotirador. El resto de la entrevista no fue muy diferente a una primera entrevista en cualquier empresa: roles dentro de un grupo, situaciones difíciles, el porqué de la elección de los estudios, etc.

La sensación tras esta entrevista fue buena. Pero tampoco creía haber hecho nada especialmente brillante, ningún aprieto del que hubiera salido airoso o que me permitiese cantar victoria. Tres días después, un nuevo e-mail me felicitaba por haberlo hecho bien en la entrevista telefónica, y me citaban para ir a su sede de Dublín a una serie de entrevistas “in situ”. Con todos los gastos pagados. Quiero decir que ese mismo día recibí un e-mail desde la sede de Polonia diciéndome que mi perfil no les encajaba (mismo puesto por el que iba a viajar a Dublín). Supongo que por no saber polaco, aunque el puesto no lo exigía explícitamente.

El caso es que dos semanas después, estaba volando hacia las islas para visitar personalmente las instalaciones de Google. La verdad es que era mucho más de lo que habría pedido al inicio del proceso. Me esperaba un hotel bastante aparente que me hizo sentirme importante. La verdad es que la gente de Google sabe muy hacer que te sientas parte enseguida, y esto yo lo valoro mucho.

Al día siguiente me levanté temprano y aproveché para pasear y despejarme. Uno de los detalles que me atormentaba para este día era algo que a priori puede parecer simple, pero que entraña muchos peligros: ¿cómo se viste un candidato para ir a una entrevista en Google? Mi look diario dista mucho de ser formal, y aunque ellos promulgan el vestuario “casual”, tampoco quería parecer un desharrapado. Daré la formula que me sirvió a mi, probablemente no sea la mejor pero tampoco es equivocada: camiseta de color vivo, más jersey, pantalones “chinos” y zapatos “informales” tipo Geox.

Así es como llegué a Google. Una vez dentro todo es sorprendente. En la sala de espera los sofás dejan sitio a sillones de masaje, comida y bebida gratis en todas las esquinas, etc. Mi contacto no tardó en llegar y me dio un pequeño tour por las instalaciones antes de pasar a las entrevistas.

Llego la primera entrevista. Segunda sorpresa: la persona encargada de entrevistarme es uno de mis futuros compañeros de equipo. Comenzamos a hablar y la mayor parte de la media hora programada la pasamos hablando de mis hobbies y las actividades que hago y he hecho alrededor de ellas: organización de torneos, puesta en marcha de algunas webs, etc. La verdad es que si en un principio el entrevistador parecía que iba ser serio y duro, finalmente congeniamos muy bien. Aquí me gané un punto.

Segunda entrevista. Otro miembro del equipo. Esta entrevista empezó hablando de los estudios, por que había elegido estudiar un MBA (siendo yo ingeniero), etc. Pero terminamos hablando de cine y música. Supongo que aquí evaluaron mi capacidad de explicarme y vender, pero da gusto hacerlo de cosas que realmente te gustan.

Tercera entrevista. Esta fue la más “técnica” y dura de todas. Tocaba entrevistarse con la manager. Justo al contrario que las otras dos, en un principio parecía que iba ser muy amistosa se fue tornando cada vez más áspera. Fue la entrevista donde más me evaluaron los conocimientos de la compañía y de sus productos. La verdad es que esta parte no supuso mayor problema, pero hacia el final de la entrevista consiguió llevarme a una situación limite cuando tras la típica pregunta de “¿qué puedes aportar tu a la compañía?” fue anulando todos mis argumentos uno a uno. Finalmente conseguí reponerme con un argumento lo suficientemente bueno y sin mostrarme vencido por la situación. Pensé que lo había hecho bien, pero esta pregunta me atormentaría por semanas.

Tras esta última entrevista mi contacto de recursos humanos me recogió y terminamos el tour, que finalizó con una pequeña degustación de la comida del restaurante. Esa misma tarde tome el avión de regreso. Era martes y ahora solo faltaba esperar.

Ese mismo viernes sonó el teléfono. Eran buenas noticias. A mis entrevistadores les había gustado. Así que me pedían que enviase todas las notas de la universidad, así como varios escritos sobre mis actividades extracurriculares.

El lunes lo tenía todo listo y enviado. En principio, en este punto del proceso, desde las diferentes sedes europeas realizan un “pack” con toda la información que han recabado durante el proceso, incluido el feedback de los entrevistadores, y lo envían a California donde un comité de selección da el OK definitivo a la contratación. Esto realmente me desconcertaba. Yo tenía fe en que por mi carácter sabría venderme a quien me entrevistase, pero no estaba tan seguro de que en base a datos fríos alguien pudiera estar interesado en contratarme.

Semana y media más tarde, cuando un servidor ya estaba subiéndose por las paredes, sonó el teléfono y nuevamente eran buenas noticias. Google quería contratarme. Me hicieron la propuesta en firme y tras ella me preguntaron: “¿te interesa?” “Claro que me interesa, iría a trabajar hasta gratis”. Suerte que mi subconsciente no me traicionó y esas no fueron las palabras que salieron de mi boca.

A falta de empezar a trabajar, las conclusiones que puedo extraer de que valoran los chicos de Mountain View para contratar son las siguiente:

  • Unas notas por encima de la media. Durante todo el proceso hicieron bastante hincapié en que fuera actualizándoles las notas en la medida que las recibiera, que les enviase todas las que pudiese conseguir de cursos pasados, etc. Para ellos el expediente es importante.
  • Conoce bien Internet. Hablar en términos digitales y con terminología propia de la Web no debería ser problema.
  • Más aún, conoce al dedillo las aplicaciones de Google. Google no es solo un buscador, también es Gmail, Google Maps, Google Earth, Google Books, Google Apps, etc., etc. Aprende a usarlas y analiza sus ventajas y desventajas.
  • Ten vida más allá de la red. Google valora tus hobbies. Si perteneces al club de radiocontrol de tu provincia y os reunís periódicamente házselo saber. Si eres un director de cine en ciernes y has rodado tus propios cortos: cuéntaselo.
  • Se natural y cercano. La mayoría de las personas que te entrevisten serán tus futuros compañeros así que tendrás que caerles bien. De nada sirve ser el mejor si no caes bien a la gente.
  • Demuestra pasión por la tecnología e intenta dar soluciones novedosas a los retos que te planteen. Ellos ya saben que los pop-up no funcionan, que el spam no le gusta a la gente, etc. Sé original. Aporta valor.

 

Fuente: enriquedans.com escrito por Ibai García

Construir el futuro

agosto 30, 2008


Para crear un método que impulse el cambio organizacional y desarrolle el potencial de las compañías es fundamental identificar las fortalezas de la organización. El primer consejo: mantener una actitud positiva y no centrar las energías sólo en los problemas.

Con una posición de mercado cada vez más débil y empleados desmoralizados, la firma A se vio forzada a iniciar un proceso de cambio. La alta gerencia convocó a expertos en organizaciones, quienes trazaron un plan para rediseñar totalmente la compañía: desde los uniformes del personal hasta la forma en que se ingresaban los datos. Pero, a la hora de implementarlo, los empleados se opusieron frente a lo que consideraban una nueva tontería impuesta por jefes desconectados de la realidad.

Por su parte, en la firma B, el equipo ejecutivo abordó el proceso de cambio de manera diferente: reunió a los empleados no sólo para discutir los problemas y potenciales soluciones, sino también para recordar los grandes éxitos en la historia de la compañía, sus mejores momentos. El personal relató anécdotas e intercambió opiniones y, a partir de ahí, se creó la “visión” del futuro de la empresa y se describieron los pasos concretos que permitirían materializar esta visión.

La empresa B usó AI (“appreciative inquiry” cuya traducción literales “indagación apreciativa”), un método de cambio organizacional que pone el acento en las fortalezas y el potencial de las compañías. Basado en el construccionismo social -teoría cuya premisa básica es que la gente y las organizaciones crean sus realidades a través de su interpretación del mundo-, el AI fue creado por David Cooperrider, de la Case Western Reserve University, y actualmente lo utilizan cada vez más corporaciones y organizaciones no gubernamentales en todo el mundo.

“Cuanto más se concentre en los problemas, menos avanzará -sostiene Jane Magruder Watkins, autora, con Bernard J. Mohr, del libro Appreciative Inquiry: Change at the Speed of Imagination (Jossey-Bass, 2001)-. Y cuanto más se esfuerce por descubrir qué funciona y por crear imágenes del estado deseado, mejores serán sus posibilidades de mantenerse a tono con el vertiginoso ritmo de cambio.” Para poner en marcha un proceso de AI, Watkins y Mohr sugieren lo siguiente:

SEGUIR LEYENDO

Video ¿Cómo es Trabajar en Google – Buenos Aires?

agosto 16, 2008

 VER AQUÍ VIDEO

 

Una recorrida por las oficinas que la empresa Google tiene en Buenos Aires.

ENTRADAS RELACIONADAS:

 

 

Yo Quiero “Trabajar” en Google Imágenes Reveladoras de la Vida Cotidiana en una Oficina de Google

Fotos de las Oficinas de Google Argentina

 

Fuente: Videos LaNacion.com

Un mal jefe hace que los talentos se vayan. Diferencia hombre y mujer.

agosto 7, 2008

“Un líder es la persona que inspira, que alienta, que involucra a la gente, y es una habilidad que definitivamente se puede aprender”, dice George Kohlrieser, especialista en liderazgo, gestión de equipos, negociación y control de la violencia y la agresión.

Durante la entrevista con LA NACION, no sólo dejó en claro los y los no para lograr un liderazgo efectivo, sino que también apuntó los retos de ser joven y jefe a la vez, y los desafíos que debe afrontar una mujer en un puesto de jefa o empleada cuando existen mentalidades machistas.

 

-¿Qué es ser un buen líder?

-Una persona que inspira confianza, de manera que la gente no sienta demasiado miedo; quizá puede haber un poquito por la figura de autoridad, pero no se debe provocar. Segundo, una persona que sabe escuchar lo que la otra persona piensa y lo que necesita. Y tercero, alguien que comunica ideas, objetivos y expectativas de manera directa. Además, debe poder armar equipos para trabajar en conjunto. Debe lograr que se hagan las cosas mejor y se maximicen los recursos

-¿Podría decirme tres cosas que se deben hacer o no, cuando una persona se presenta en el departamento de Recursos Humanos para conseguir un empleo?

-Número uno, preguntar las cosas adecuadas, de manera de crear un diálogo. No se debe preguntar sobre dinero, sino qué se está buscando en la posición, qué tipo de expectativas tienen para ese cargo, de manera de mostrar interés en el empleo y en la gente de la organización. En segundo lugar hay que crear un buen vínculo con el entrevistador. Se debe tener contacto visual, expresiones positivas -verbales y no verbales-, no hablar demasiado, contestar las preguntas y cerrar la boca. Si uno habla demasiado al otro le cuesta escuchar. Y en tercer lugar, comunicarse de manera auténtica, contando lo que uno es capaz de hacer, incluyendo las cosas que uno quisiera aprender, y si no se está seguro de que el entrevistador está interesado en lo que se está diciendo, una buena pregunta es ¿quiere que le dé un ejemplo de esto?

 

-¿Qué sucede cuando el líder o el jefe es más joven que sus empleados?

-Es un desafío. El jefe joven tiene que darse cuenta o reconocer cómo se siente el empleado que es mayor que él, si está celoso, resentido o si piensa que lo dejaron de lado o atrás. Hoy es muy común tener jefes más jóvenes y puede funcionar muy bien, pero tienen que poder comunicar respeto, reconocer la experiencia y la sabiduría, no llegar y decir todo lo que han hecho está mal y lo vamos a hacer de otro manera . Tienen que decir aprendamos de lo que hicieron y veamos qué cambios hay que hacer y trabajemos juntos .

 Seguir Leyendo…

 

¿Cómo retener los talentos en la empresa?

agosto 6, 2008
A la hora de mantener el staff de la compañía, el líder debe conocer cómo lograr que sus empleados más importantes no abandonen el barco.

El rol gerencial y el management profesional son de gran importancia a la hora de retener a las jóvenes promesas que la empresa está incubando o esas que ya han sido moldeadas. Muchas veces, motivadas por ofertas económicas o inconformes con sus actuales puestos laborales, éstas deciden cambiar el camino, torcer el rumbo.

Pero, ante esto, los líderes deben saber cómo actuar, cómo generar amor por la compañía y apego al ambiente de trabajo.

Así, los especialistas, recomiendan:

Desarrollo de nuevos intereses:
• Presentar al Profesional una amplia perspectiva, evitando el enfoque limitado en una parte del trabajo técnico.
• Incentivar su interés por lo que está pasando en otras áreas de la compañía.
• Facilitar su integración al trabajo en equipo.
• Asociarlo en proyectos liderados por otras personas.
• Coordinar su rotación por otras funciones de la Gerencia.

Entrenamiento:
• Demostrar interés por su desarrollo de carrera.
• Asignaciones de trabajo que presenten oportunidad de aprender y crecer.
• Actuar como un coach o mentor durante las primeras etapas de una nueva asignación de trabajo.
• Identificar las oportunidades de desarrollo que presenta el profesional y delegarle tareas que afirmen su confianza en nuevas habilidades.

SEGUIR LEYENDO LA NOTA…

Liderarse… a uno mismo

julio 18, 2008

Para poder liderar es necesario, primero, conducir la vida propia. Conocerse. Tener objetivos claros para con uno mismo. Saber de las virtudes y defectos propios.
Alex Rovira, experto en Self Management, explicó durante el World Leadership & Self Management Forum, presentado por HSM, las herramientas para conocerse a uno mismo, y así poder lograr altos estándares de liderazgo.
“Creo que lo importante es intentar liderar la propia vida con dignidad, con coherencia, con ética, con compromiso, con rigor y con amor. Uno sólo puede ser un buen líder para los demás si es un líder para sí mismo”. “Esa es la clave”, aseguró.
Entre los conceptos que servirán de guía a quien sea señalado a la hora de dirigir un grupo de personas, se encuentra la Buena Suerte. Sobre esto, explicó que esta es “una cuestión de actitud”. “La buena suerte depende de cómo se aprovecha un golpe de suerte. Todo depende de cómo se lo gestione”, agregó.
El especialista es “Gestión del Alma” resaltó las diferencias entre la suerte, ese encadenamiento de hechos, lo fortuito; ya la buena suerte, una actitud, la manera en que uno aprovecha un golpe de suerte o del azar.
La buena suerte dependerá de cómo se aprovechen las oportunidades que se le presente a cada individuo, esas oportunidades que, tal vez, sean producto del azar. Así, la Buena Suerte será el producto entre la preparación y el azar que, en definitiva, dependerá de uno mismo.
Sobre el liderazgo, Rovira destacó la importancia de saber gestionarse a sí mismo para luego poder conducir a otras personas. En sus propias palabras, “es fácil saber si alguien es un buen líder observando simplemente el talante y los talentos de las personas que le rodean”. Líder será aquel que sepa escuchar y dar sentido, el que logre que los demás manifiesten sus propios e individuales talentos. El líder debe poseer los poderes mencionados por el experto, es decir ser humilde, saber escuchar al otro, cooperar y, por sobre todas las cosas, tener confianza en sí mismo. Quien ostente esas virtudes sabrá tratar -liderar- a su grupo si se dirige a ellos según la personalidad de cada uno.
“Lo importante es intentar liderar la propia vida con dignidad, con coherencia, con ética, con compromiso, con rigor y con amor. El resto -dijo Rovira- viene por añadidura. Un buen jefe sólo puede serlo para los demás cuando lo es para sí mismo. Esa es la clave del liderazgo”, aseguró.

NOTA RELACIONADA: “LA BUENA SUERTE ES UNA ACTITUD”
© HSM, 2008

¿Por Qué las Alianzas entre Pequeñas Empresas No Funcionan y Si entre las Grandes?

julio 11, 2008

Hablando con amigos y compañeros empezamos a hablar sobre este tema y me di cuenta de que esta pregunta que me hago yo, en realidad es un concepto consolidado en la mayoría de mis compañeros…Por lo tanto empecé una especie de investigación desde el pensamiento de cada uno de ellos. Les pregunte ¿Por qué cree que se da esta situación? (por alianza también se entiende aquí “socios”) Las respuestas fueron variadas, algunas más estrictas otras más vagas pero algunos puntos hubieron en común.

Aparentemente como en las empresas chicas los socios deben compartir los mismos empleados, y cosas para trabajar en un lugar reducido físico, los problemas aparecen en la interacción de la toma de decisiones. Parece que aquí es cierto la “Unidad de mando” de H. Fayol por lo es mejor que exista un solo jefe. Otras respuestas a este tema son que las cosas que cada uno debe hacer y cumplir no están delimitadas ni escritas como en las empresas grandes.

Sin embargo, creo que me falta para conseguir una respuesta satisfactoria al tema…Queda abierta la pregunta…